fbpx

Raviolis con queso vegano de espirulina y pera

Hoy os traemos una de esas recetas para disfrutar y divertirnos, para mancharnos y llenarnos de harina. Es ideal para pasar una mañana en la cocina en compañía de tus hijos o de tu madre, como ha sido mi caso.

Mi madre tenía muchas ganas de hacer una receta de pasta fresca. Y yo estaba deseando probar un plato de pasta relleno del queso 3Veggie. Así que quedamos una mañana y nos pusimos manos a la obra.

Hacía mucho tiempo que no comía los raviolis rellenos de gorgonzola y pera y, la verdad, los echaba de menos. Cuando iba a un restaurante italiano era el plato que siempre me pedía. Pero por fin he encontrado la solución a mi problema, ya que he dado con la alternativa vegana: ¡hacer el relleno con el raw 3Veggie de espirulina!.

Os recomiendo que preparéis esta receta porque esta deliciosa. En mi caso no le puse ninguna salsa, únicamente espolvoreé levadura nutricional por encima. Pero si te gustan las salsas podrías prepararte una con un trocito de queso de espirulina, leche vegetal y sal, poniéndolo en un cazo bien mezclado y dejando que reduzca. Posiblemente potencie el sabor del plato, así que es una buena opción si te gustan las recetas con mucho sabor.

Un consejo: recuerda hacer la masa muy fina para que la proporción entre el relleno y el ravioli sea la adecuada. Si la haces demasiado gruesa, será un plato más pesado y le faltará sabor.

Pues adelante, ¡pongámonos manos a la obra!

Ingredientes

400 gr de harina de sémola de trigo duro

200 gr agua templada

125 gr de queso espirulina

2 peras conferencia

sal

Elaboración

En bol grande colocamos la harina y vamos añadiendo, poco a poco el agua templada, mezclando con un tenedor.

Cuando la textura lo permita, empezamos a amasar con las manos, hasta acabar de añadir toda el agua.

Al obtener una masa de textura homogénea, enharinamos una superficie amplia y lisa y comenzamos a trabajarla con las manos, estirando y doblando.

Hacemos una bola con la masa, la cubrimos con film y la dejamos reposar de 20 a 30 minutos.

Transcurrido ese tiempo, vamos cogiendo pequeñas porciones de masa y alisando, con ayuda de un rodillo grande, hasta obtener láminas de un grosor aproximado de 2.3 mm

Por otro lado, pelamos las peras y las cortamos a cuadraditos. El raw espirulina o cortamos a dados y lo aplastamos con la ayuda de un tenedor.

Ponemos sobre la mitad de la masa extendida varios montoncitos con la mezcla, dejando espacio entre ellos.

Cerramos con la otra mitad de la masa y sellamos bien los cuatro lados de cada relleno.

Con un cortador dentado, cortamos en cuadrados dejando la mezcla bien centrada en cada uno de ellos.

Ponemos agua a calentar con un buen puñado de sal y cuando el agua hierva cocinamos los raviolis durante 5 minutos.

Y ya están listos para comer. Ahora sólo queda disfrutarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *