fbpx

Slow Life: Una filosofía de vida que llega para quedarse

En un mundo donde todo va cada vez más rápido, donde faltan horas en nuestra agenda para llegar a todo lo que nos proponemos cada día, surge, yo diría que como una necesidad imperiosa, un nuevo movimiento, el llamado Slow life, seguido cada vez por más personas en más países, cuya filosofía y eje central es básicamente el amor por lo lento; donde uno se toma la vida de otra manera, lejos de las prisas y el estrés a los que nos vemos sometidos cada día. Significa disfrutar de cada acción, de cada momento y de cada persona. Estar más presentes, tomando conciencia del Aquí y Ahora sin dejar que la vorágine a la que nos vemos sometidos cada día nos arrastre y nos haga perder el control de nosotros mismos.

EN QUÉ SE BASA LA SLOW LIFE?

La Slow life se puede aplicar a todos los ámbitos de tu vida y dentro de ella nos encontraríamos con la llamada Slow food o comida lenta, cuya filosofía se basa, como su nombre indica, en alimentarse de un modo diferente al que hacemos de manera habitual; de una manera más pausada, saboreando los alimentos, preferiblemente sin procesar o mínimamente procesados, ecológicos, locales, de temporada. Tomándote el tiempo necesario para comprarlos, cocinarlos y comerlos. Sin reloj. Sin prisas.

Surge como un movimiento opuesto al tan conocido Fast Food, servicio rápido con ingredientes de bajo coste, de mala calidad, excesivamente barato y que tanto daño está causando a nuestra casa, la de todos.

Un estilo de vida consciente, donde se tiene en cuenta la sostenibilidad del planeta y el respeto máximo por los animales que viven en él. Muchos sabemos que la velocidad de producción actual de la industria alimentaria no es sostenible a largo plazo, que debemos bajar el ritmo, que debemos responsabilizarnos de nuestras acciones y que cada compra que realizamos es importante y puede marcar la diferencia. Que tiene que haber otra manera de hacer las cosas.

SLOW FOOD Y SLOW TRAVEL: CUÁLES SON SUS PILARES BÁSICOS?

La alimentación Slow food por tanto, tiene sus pilares básicos en la calidad, el deleite, la atención plena, la procedencia de las materias primas, los ingredientes y el modo de cocinarlos.

Otros ámbitos interesantes donde se puede aplicar la filosofía de la Slow life serían en el trabajo y en los viajes (slow travel).

Quién no querría hacer menos tareas cada día pero de más calidad y poniendo el foco en una única cosa cada vez?

Quién no querría ver menos lugares en sus viajes pero impregnarse de la esencia de la ciudad y pasear sin prisas viviendo cual lugareño? A mi personalmente me genera mucho estrés viajar con absolutamente todo planificado, en viajes donde cada día estás en un lugar diferente y donde no da tiempo a integrar lo vivido. Esos viajes donde cuando vuelves llegas aún más cansado y necesitas nuevas vacaciones. Donde ni recuerdas qué has visto ni cuándo.

El movimiento slow travel surge como una propuesta para viajar con tranquilidad, sin estrés, saboreando el destino elegido. Una experiencia de inmersión en la cultura local donde se comparte el modo de vida de los ciudadanos del lugar.

LA SLOW LIFE APLICADA AL ÁMBITO LABORAL

Uno de los motivos de la creación de 3Veggie, la empresa de quesos veganos que fundamos mis hermanas y yo, fue precisamente bajar el ritmo. Integrando la Slow life, Slow food y Slow work con el objetivo de ofrecer un producto de calidad, de cercanía y sostenible con el planeta, a la vez que nos permitiera disfrutar más la vida, teniendo tiempo para todo, para la vida personal y para la laboral, a través de un bonito proyecto que amamos profundamente.

Y no significa que seamos vagas o perezosas, nada más lejos de la realidad. Significa trabajar mejor. Porque cantidad y velocidad no suelen ser compatibles con calidad.

M. Ángeles, Begoña y Paula, fundadoras de 3Veggie

Te animas a probarlo? Comienza en un área y ves ampliándolo al resto de ámbitos en tu vida. Poco a poco.

El presente es algo efímero en el que no solemos estar muy a menudo, más ocupados de planificar el futuro o de recordar experiencias pasadas. Dediquémosle el tiempo que se merece. Todo.

Si te ha interesado el post y quieres saber más y comenzar a aplicarlo en tu vida, te recomiendo los libros Elogio de la lentitud de Carl Honoré y Slow Life de Alejandra Rodriguez (@spiritualwoman)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *