RAW THREE VEGGIE ESPIRULINA QUESO VEGANO

Tarta helada de raw de espirulina y crocanti de almendra

Hoy os traemos una receta que ha sido un éxito, ideal para estas fechas primaverales en las que ya apetece algo fresquito.

Se trata de una “tarta helada de raw de espirulina y crocanti de almendra”. No sé si os pasaba lo mismo a vosotras, pero para nosotras, poder disfrutar de una tarta helada tipo comtessa era un motivo de alegría cuando éramos pequeñas. Significaba que algo grande estábamos celebrando. Así que hoy hemos querido hacer una versión vegana que nos recuerda mucho a esas tartas heladas rectangulares y que nos lleva a otras épocas en las que finalizar una comida con este postre era siempre una fiesta.

Si quieres llevar algo dulce a una celebración, a una comida con amigos o porque te apetece quedar bien con alguien, te aseguramos que con esta receta vas a triunfar.

Para la elaboración hemos utilizado un molde rectangular de silicona de tamaño mediano.

Ingredientes para 8 personas:

  • Para la base:

180g de galletas veganas de avena.

30ml de aceite de coco.

70ml de bebida de avena.

2 dátiles medjol.

  • Para el relleno:

250g de raw de espirulina.

100g de crema de tofu.

45g de azúcar de coco.

1/2 limón.

1 cucharada sopera de aceite de coco.

  • Para la cobertura:

70g de almendra crocanti.

 

Preparación:

 

Deshuesamos los dátiles y los troceados en partes muy pequeñas.

En un bol, trituramos las galletas y a continuación añadimos los dátiles, el aceite de coco y la bebida de avena.

Trituramos todo junto con ayuda de una batidora de mano, hasta que quede una masa homogénea.

Vertemos el contenido del bol en un molde de silicona rectangular previamente engrasado, compactándolo a medida que lo distribuimos por la base del mismo.

A continuación, lo introducimos en el frigorífico durante media hora.

 

Continuamos con la preparación del relleno. Para ello, colocaremos en un bol el raw de espirulina troceado, la crema de tofu, el azúcar de coco, el zumo de medio limón y una cucharada sopera de aceite de coco.

Lo mezclamos todo bien, con ayuda de la batidora, hasta que quede una mezcla homogénea y cremosa.

 

Sacamos el molde del frigorífico y lo rellenamos con el contenido del bol.

Para finalizar, colocamos el crocanti de almendra por la superficie de la tarta.

Introducimos en el congelador hasta consumirlo.

Para su consumo, desmoldar y presentarlo a tu gusto.

Disfrutadla!

 

 

2 comentarios en “Tarta helada de raw de espirulina y crocanti de almendra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *